Sobre Zubrowka y el Monte Tambora

En plena conciencia de que los eventos históricos son frecuentemente mulitcausales, me abstendré de decir que una reciente marcha en San Diego para protestar una nueva ley que prohibe el matrimonio entre homosexuales y una cicatriz en mi rodilla izquierda tienen una sóla y misma causa. Sin embargo, sí me es posible conectar con hechos dicha marcha, mi cicatriz, un volcán en Indonesia y a mi amigo Saca dormido en el sofá de Sofía. Explicaré un hecho, retrocederé para encontrar una causa en común y luego procederé a demostrar su conección con el otro.

1. La marcha en San Diego sobre la recién aprovada ‘Prop. 8’ es una muestra de la inconformidad de la población de California con la infiltración de las doctrinas cristianas de derecha en la política del estado. En el debate previó a la votación para la propuesta, que hace ilegal los matrimonios entre personas del mismo sexo, se vieron muchas colaboraciones y aportaciones por parte de grupos cristianos y de ‘defensa por las familias’. Entre estas aportaciones la más renombrado fue sin duda la de la iglesia mormona, a.k.a. Iglesia de los Santos de los Últimos Días.

2. La iglesia mormona, originalmente concentrada en el estado gringo de Utah, se encuentra ahora repartida por todo el globo gracias a su conversionismo militante (ni los muertos se salvan del bautismo mormón). La iglesia aboga por un conservadurismo moral que no es estrictamente cristiano pero si conlleva muchos de los mismos preceptos. Fue fundada en Nueva York, a finales de los 1820s por Joseph Smith, en medio de un ambiente de furor religioso conocido como ‘El Segundo Despertar’.

3. Joseph Smith se vio sin duda influenciado por este movimiento protestante en Nueva York. Sin embargo, él no vivía originalmente en ese estado, sino que tuvo que relocarse desde Vermont debido a una mala cosecha en 1816. Este año, conocido como ‘El Año sin Verano’, trajo un mal clima veraniego que afectó cosechas en todo el planeta. Esta desgracia permitió a Joseph un mayor contacto con el movimiento religioso en Nueva York.

4. La causa más probable del mal clima en el año de 1816 apunta al volcán del Monte Tambora, en Indonesia. Una cataclísmica erupción el año anterior arrojó miles de toneladas de cenizas y azufre a la atmósfera, causando una anomalía climática. Las cosechas se vieron afectadas a lo largo del globo, causando hambrunas, y se presenciaron inundaciones y lluvias fuera de temporada. (Por cierto, durante este verano, y por causa de las lluvias, Mary Shelley escribió Frankenstein, a orillas del Lago Lemán, cerca de Lausana, a donde en el pasado me había escapado con Mina, pero ese es otro rollo).

5. Las bajas cosechas de avena en alemania inhibieron el uso de los caballos para transporte, siendo esta su principal fuente de alimentos. Esto llevó al inventor Karl Dreis a inventar el velocípedo, antesesor de la actual bicicleta. Este invento se transformó a lo largo de los años y se encuentra ahora en todo el planeta, siendo el método de transporte favorito en muchas regiones.

6. Precisamente en una de esas regiones me encontraba yo hace menos de un año, montado en uno de esos infernales aparatos, cuando este decidió arrojarme por delante y embarrarme en el pavimento. Mis jeans se rasgaron y también la piel bajo ellos, dejándome un (grandísimo) cráter en la piel, que sangraba copiosamente. Rengueando, llegué a casa de un amigo polaco, a donde me dirigía.

7. Mi amigo no tenía bendas ni alcohol, pero me ofreció un poco de vodka polaco, como antiséptico y como distractor. A mi rodilla no le cayó tan bien como a mi garganta, y quedé enamorado de su suave sabor herbal. Disfruté mucho del Zubrowka y procuré traer una botella conmigo a mi regreso, ansioso por compartirla con mis amigos.

8. Y eso fue justamente lo que hice, una noche frente a casa de Madero, con mi amigo Saca, quien se encontraba entonces cortejando a una tal Sofía. No creo que se pueda culpar de lleno al Zubrowka, pero sin duda fue la proverbial gota que derramó el vaso. Con esas mismas gotas de más, el buen Saca quedó exhausto tras infructusamente sonsacar a Sofía de su flor, y procedió a dormir en el sofá de la sala de ella, donde permaneció hasta que nuestro amigo Escalante fue a sacarlo de su estupor y llevarlo a su casa.

Sofía tenía un hombre dormido en su sofá, gracias al efecto del delicioso Zubrowka que yo le dí, el cual conocí gracias a un desafortunado incidente con una bicicleta, aparato derivado de la invención de un alemán buscando una solución para la escasez de avena, ocacionada por un evento volcánico a medio mundo de distancia, el cual tambien provocó malas cosechas en Vermont, obligando a la familia Smith a buscar mejores oportunidades en Nueva York, y así exponiendo al joven Joseph a un furor religioso que lo llevaría a inventar el mormonismo, una religión con su nariz metida en la vida social del estado de California, donde ayudaron a pasar una polémica ley que ocacionó una marcha este pasado domingo 16 de noviembre, del año 2008.

QED

~ by vandrerol on 2008.November.19.

One Response to “Sobre Zubrowka y el Monte Tambora”

  1. ¿”Related articles” en Wikipedia? ¿O simple poder deductivo del vandrerol? Sea como sea, impresionante cómo todo tiene un origen común.
    Puto volcán.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: