Curiosidades Teologales II

Esta no me la van a creer.

Son muchas las preguntas que pasan sin responder en las clases de catecismo. ¿Cómo cupieron todos los animales en el arca? ¿Adán tenía ombligo? ¿En verdad esperan que nos traguemos todas estas pendejadas? Hay otras preguntas, sin embargo, que no se nos ocurre hacer sino hasta despues. Preguntas muy perturbadoras y con consecuencias bastante desagradables. Como: ¿estaba Jesús circuncidado?

Bueno, siendo un bebé judío, lo más probable es que se le hubiera hecho la circuncisión a los ocho días. Algunos evangelios apócrifos tratan incluso de describir el evento, pero por ahora dejemos el asunto en un ‘si’, que es el que nos da la iglesia. Esto nos trae otras interesantes preguntas.

Se nos dice que Jesús ascendió al cielo corporeamente, pero ¿estaba el Santo Pene intacto? Las primeras discertaciones teologales que hablaban del asunto (disertaciones en plural, los teólogos tienen mucho tiempo libre) afirmaban que el Santo Prepucio había ascendido al cielo, de modo que Jesus estuviera, pues, completo. El teólogo griego Leo Allatius postuló que el Santo Trozo de Verga había ascendido, pero no para unirse al santo pene, pues el pedazo de piel era muy pequeño y la Santa Verga debía ser de mayor tamaño. En vez de unirse a la manmeat de nuestro redentor, se colocó alrededor de Urano, formando los anillos de este planeta. Uno debe imaginar que Chuyito tiene un pene impresionante.

La Iglesia Católica, que no tolera estupideces o incongruencias, descartó estas teorías y en lugar proclamó que la Santa Funda había permanecido en el planeta, dando nacimiento a una furiosa caza de reliquias. Más de una orden de monjas afirmaba tener bajo su cuidado un pedazo de nuestro salvador, redefiniendo el término ‘casada con Jesucristo’. Otras eran un poco más celosas de su relación con el Mesías. Santa Catalina de Siena, quizá mejor conocida como la inventora de la bulimia, presumía estar literalmente casada con el hijo de Jesús. La boda fue bastante ordinaria, hubo una pequeña ceremonia precidida por Yhwh mismo, sólo un pequeño grupo de amigos cercanos, y en lugar de un anillo de oro, Jesús colocó en el dedo de Catalina… si, su propio prepucio.

Pero aún Catalina no podía presumir de tener una relación única con el salvador. Varias otras místicas han afirmado estar casadas con Jesús, definitivamente causándole problemas allá arriba. Sor Agnes Blannbekin, de Viena, quizo ir un poco más allá (de la decencia) y afirmó que Yhwh le estaba alimentando el prepucio de su hijo como eucaristía. Al parecer, cada vez que tomaba una ostia el pan en su boca se convertía en carne de la verga de Cristo. Agnes describió su sabor como ‘dulce’, y relata que sentía espasmos de éxtasis al consumirla. Es quizá por envidia de no haber podido chupar el pene al Señor que la Iglesia ha decidido que Agnes Blannbekin siga siento sólo ‘Sor’ mientras que Catalina es ‘Santa’.

Ah, por cierto, quizá debí de comentarlo antes, pero ahora estamos todos excomulgados. En 1900, la Iglesia Católica prohibió escribir, hablar, o discutir acerca del Santo Prepucio. Temían, al parecer, que las conversaciónes como esta acabaran… pues, como esta.

~ by vandrerol on 2008.September.26.

One Response to “Curiosidades Teologales II”

  1. Well, fuck (2).
    ¿Dónde encuentras estas anécdotas, por cierto?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: